La retahíla                                                                           

Una retahíla es una serie de sucesos que se mencionan en un determinado orden. Las retahílas se han convertido en juegos de palabras que favorecen la memoria ayudan a la fluidez verbal e incluso mejoran la memoria y la atención, las retahílas son parecidas a la figura literaria llamada concatenación.

Ejemplo                                                                                

Estaba la rana                                                                      

Estaba la rana sentada cantando debajo del agua…. ¡Agua!

Cuando la rana se supo a cantar, vino la mosca y la hizo callar.

La mosca a la rana que estaba sentada cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando la mosca se puso a cantar, vino la araña y la hizo callar.

La araña a la mosca, la mosca a la rana que estaba sentada

cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando la araña se puso a cantar, vino el ratón y la hizo callar.

El ratón a la araña, la araña a la mosca, la mosca a la rana que estaba

sentada

cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando el ratón se puso a cantar, vino el gato y la hizo callar.

El gato al ratón, el ratón a la araña, la araña a la mosca, la mosca al rana

que estaba sentada cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando el gato se puso a cantar, vino el perro y lo hizo callar.

El perro al gato, el gato al ratón, el ratón a la araña, la araña a la mosca,

la mosca a la rana que estaba sentada cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando el perro se puso a cantar, vino el palo y la hizo callar.

El palo al perro, el perro al gato, el gato al ratón, el ratón a la araña,

a araña a la mosca, la mosca a la rana que estaba sentada

cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando el palo se puso a cantar, vino el fuego y la hizo callar.

El fuego al palo, el palo al perro, el perro al gato, el gato al ratón,

el ratón a la araña, la araña  a la mosca, la mosca a la rana que estaba

sentada

cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando el fuego se puso a cantar, vino el agua y lo hizo callar.

El agua al fuego, el fuego al palo,  el palo al perro, el perro al gato,

el gato al ratón, el ratón a la araña , la araña a la mosca, la mosca a la rana

que estaba sentada cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando el agua se puso a cantar, vino el hombre y la hizo callar.

El hombre al agua, el agua al fuego, el fuego al palo, el palo al perro,

el perro al gato, el gato al ratón, el ratón a la araña, la araña a la mosca,

la mosca a la rana que estaba cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando el hombre se puso a cantar, vino la suegra y lo hizo callar.

La suegra al hombre, el hombre al agua, el agua al fuego, el fuego al palo,

el palo al perro, el perro al gato, el gato al ratón, el ratón a la araña,

la mosca a la rana que estaba sentada

cantando debajo del agua… ¡Agua!

Cuando la suegra  se puso a cantar,

ni el mismo diablo la hizo callar,

ni el mismo diablo la hizo callar.

 

Tomado de: “Si canto…” Josefina Urdaneta

Monte Ávila Editores, 1.992.